Connect with us

Hi, what are you looking for?

Curiosidades

La otra nevera del World Padel Tour Marbella Open

Algunos jugadores sorprendieron a los asistentes del Cervezas Victoria Marbella Máster al introducir sus palas en neveras portátiles.

La nevera es un concepto que a nadie resulta extraño en el mundo del pádel. Consiste en dejar de enviar bolas a uno de los contrincantes –al mejor de ellos–, para que su participación en el partido sea testimonial. Una estrategia que ha conseguido traspasar las paredes de la pista, aunque no de la forma en que todos esperan.

Y es que durante el último World Padel Tour Marbella Master, muchos jugadores y jugadoras guardaron durante el partido sus palas en una nevera de camping. Una medida que generó sorpresa en más de un asistente al torneo.

Está claro que la localidad malagueña siempre invita a refrescarse, pero, ¿por qué los jugadores harían tal cosa? La respuesta tiene que ver con el calor. Algo tan simple y a la vez tan complejo.

El calor, el peor enemigo de la pala

A cualquiera que haya practicado pádel le han dicho alguna vez que el calor es uno de los peores enemigos de la pala. Esto es porque los materiales se desgastan y la goma se reblandece, condicionando la salida y control de la bola.

Por no hablar de que una pala expuesta a altas temperaturas durante un tiempo prolongado puede romperse fácilmente. Al fin y al cabo, el calor hace que algunos materiales se dilaten. Principalmente, la goma EVA con la que están hechos los núcleos de las palas.

Un calor excesivo hará que la goma se reblandezca, volviendo la pala menos precisa y menos potente. Especialmente, si la pala supera los 40 o 50ºC, una temperatura que podría acabar con ella en un visto y no visto.

Y es por eso que algunos participantes del cuadro final del Marbella Master sacaron en medio del partido palas frescas de su nevera portátil. Pero es algo que tampoco se puede hacer de cualquier manera.

Refrescar la pala para una mejor salida de la bola

Lo mismo que el calor, el frío influye en los materiales de la pala. De una forma inversa, la goma se endurecerá, ya que el frío hace que ciertos materiales se contraigan.

Tendremos una mayor potencia de golpeo que si dejamos que la pala se recaliente. Lo que no quita que también entrañe ciertos riesgos. Sobre todo, en cuanto a la durabilidad de la pala, que también podrá romperse fácilmente si la sometemos a un frío excesivo.

Unas consecuencias que pueden agravarse si añadimos el componente de la humedad. Sin duda, otro de los grandes enemigos de toda pala de pádel.

Aunque es algo que ocurre prácticamente con cualquier material, no está de más recordar que la humedad puede crear moho y pudrir ciertas partes de nuestra pala. Por no hablar de lo difícil que será dar un buen efecto a la bola.

Por tanto, además de conservar la pala fresca, es importante que también esté seca. Así que si decides poner en práctica este truco, evita enterrar la tuya en montones de hielo, por muy tentador que resulte.

De lo contrario, de nada servirá proteger nuestra pala del calor, porque estaremos exponiéndola a otras condiciones igual de peligrosas.

Agrega un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

SOBRE PADEL VIEW

Regístrate ahora gratis en Padel View y, además, de disfrutar los partidos del XII Campeonato de Europa de Pádel, podrás ganar una pala y...

SOBRE PADEL VIEW

Los aficionados al pádel que se registren antes del 20 de junio en la plataforma Padel View entran en el sorteo de dos entradas...

SOBRE PADEL VIEW

La nueva plataforma, además de retransmisiones en directo de torneos, apuesta por contenido on demand, producido en exclusiva para la OTT. Por el momento...

HISTORIAS DEL PADEL

Con sólo medio siglo de vida, el pádel se ha consolidado en la televisión nacional y se consume en diez países. Hoy en día...