Connect with us

Hi, what are you looking for?

Ecosistema

El pádel español, en defensa del medioambiente

Que el pádel es un deporte en pleno auge es algo que no se le escapa a nadie. Pero la primavera de un deporte como éste trae de la mano una realidad de la que difícilmente se puede escapar: su impacto en el medioambiente.

En el mundo se producen alrededor de 600.000.000 de pelotas de pádel al año (en el caso del tennis, alcanzan los 360.000.000). Una cantidad de bolas que se traduce en 36.000 toneladas de caucho cada año que, por lo general, se tiran a la basura doméstica, según datos de Pascal Box.

Esto es un problema en sí mismo, pero se ve acentuado por la naturaleza de un material como el caucho, que tarda unos 100 años en descomponerse.

Hay que tener en cuenta que las pelotas de pádel no tienen más de tres o cuatro partidos de vida. Esto es porque, al entrar en contacto con la atmósfera y después de cada golpe, pierden presión hasta que desaparece su bote original. Por eso, urge alargar su vida útil.

Winball, represurización y mantenimiento de pistas

Y de eso se encargan multitud de empresas y organizaciones en España. Es el caso de Winball, una empresa que nació con el sueño de reciclar y volver a dar uso a miles de pelotas de pádel y de tenis en nuestro país.

¿Cómo lo hacen? Presurizando de nuevo las pelotas viejas para que recuperen su bote original. Se trata de un servicio que reciben cada vez más clubes, centros y monitores que ponen su granito de arena para frenar el impacto del pádel en el medioambiente.

Por no hablar del ahorro del 50% de gasto en pelotas que les supone a final de año, ya que Winball tan solo cobra 1€  por cada bote de pelotas represurizadas. Además, también ofrece un servicio de personalización de pelotas que serigrafían a demanda.

Y como las bolas no son el único residuo que genera este deporte, Winball también se encarga de mantener y recuperar las pistas de pádel de un buen número de clubes en España. Al fin y al cabo, tienen más de 10 años de experiencia en la regeneración de césped artificial.

Es una actividad que también reduce el impacto de estos materiales, que son deshechados en unos pocos años. Según la empresa Winball, con unas labores de mantenimiento adecuadas, estas pistas deportivas pueden durar más de una década.

El presurizador de Pascal Box

Un caso similar es el de Pascal Box, una empresa española que ofrece entre sus productos un moderno presurizador. Gracias a él, multitud de jugadores, entrenadores y escuelas de pádel pueden ahora alargar la vida útil de sus bolas, sin importar el número de partidos que lleven encima.

Estos tratamientos no conseguirán que las pelotas pierdan pelo tras cada bote o volea. Pero recuperarán su bote original, que es lo que las hace viables para la práctica de este deporte.

Recicla Pelotas de Pádel para un deporte inclusivo

Otro servicio interesante es el que ofrece Recicla Pelotas de Pádel, una iniciativa de emprendedores concienciados con el medioambiente. Represurizan las bolas que les llevan por un precio muy económico, al igual que lo hace Winball. Una actividad que también les sirve para dar visibilidad al deporte femenino, otra de las razones de ser de esta empresa.

Y es que Recicla Pelotas de Pádel trabaja mano a mano con la Asociación Wise para fomentar y visualizar el deporte femenino. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro que lleva a cabo todo tipo de actividades para empoderar a niñas y jóvenes deportistas de diferentes clubes y escuelas deportivas en España.

No Time lucha por la inclusión social

Quién también aprovecha su lucha en defensa del medioambiente para fomentar la inclusión social es la empresa No Time. Se trata de una firma de moda responsable y sostenible que reutiliza caucho de pelotas y neumáticos para fabricar zapatillas de estilo ‘urban’.

Entre muchas de sus actividades regenerativas, destaca su colaboración con la Fundación A la Par. Una organización que se dedica a dar recursos educativos y de inserción laboral a personas con discapacidad. Cada año, el 20% de los beneficios de No Time van a parar a sus arcas.

La huella de carbono que deja un deporte como el pádel obliga a muchas empresas y organismos a actuar en consecuencia. Y en España, se está haciendo con la altura que requiere una situación así.

El doble rebote de Decathlon

Pero se trata de una lucha que no se queda ahí. Destacan muchas otras iniciativas como la de Decathlon, llamada #DobleRebote, que consiguió reunir más de 267.600 pelotas usadas en 2019.

¿Y qué hicieron con ellas? Reciclarlas y convertirlas en chanclas. Por cada pelota donada, se fabricaron un par de chanclas con esos mismos materiales, lo que contribuyó a crear conciencia sobre la necesidad y los beneficios de la economía circular.

NTC Pádel, el club sostenible

Más de lo mismo se encarga de llevar a cabo el Club NTC Pádel, afincado en Cataluña. En colaboración con Bown Sports & Sustainability, se dedican a reciclar las pelotas usadas que recogen en sus contenedores a pie de pista.

Su objetivo: dar una nueva vida a pelotas que serán gratuitas y estarán en perfecto estado para su uso en partidos y entrenamientos. Una actividad que les valdrá el distintivo de club sostenible, convirtiéndose en referencia en el reciclaje de pelotas de pádel.

La economía circular de Proyecto Greenball

Igual que otros proyectos que, si bien no están centrados exclusivamente en el pádel, se encargan de mitigar el impacto que estos deportes generan al medioambiente. Hablamos del Proyecto Greenball, una iniciativa que propone la valorización energética de las pelotas de pádel y de tenis usadas.

¿Y en qué consiste la valorización energética? En el caso de Greenball, en la incineración de las bolas para aprovechar el alto poder calorífico del caucho y transformarlas en energía.

De este modo, ayudan a disminuir el consumo de combustibles fósiles, generando conciencia verde y beneficios económicos para muchos clubes de pádel.

El crecimiento exponencial de este deporte trae consigo consecuencias a nivel global. Y un gran número de empresas, clubes y asociaciones en España se niegan a mirar para otro lado. Se encargan de poner todo lo que está en su mano para favorecer la economía circular de un deporte que aún no ha alcanzado su techo.

Agrega un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

SOBRE PADEL VIEW

Regístrate ahora gratis en Padel View y, además, de disfrutar los partidos del XII Campeonato de Europa de Pádel, podrás ganar una pala y...

SOBRE PADEL VIEW

Los aficionados al pádel que se registren antes del 20 de junio en la plataforma Padel View entran en el sorteo de dos entradas...

SOBRE PADEL VIEW

La nueva plataforma, además de retransmisiones en directo de torneos, apuesta por contenido on demand, producido en exclusiva para la OTT. Por el momento...

HISTORIAS DEL PADEL

Con sólo medio siglo de vida, el pádel se ha consolidado en la televisión nacional y se consume en diez países. Hoy en día...