Connect with us

Hi, what are you looking for?

Crecimiento

El pádel calibra el reto olímpico

En plena efervescencia y expansión mundial, el deporte de la pala se plantea la posibilidad de figurar en unos Juegos Olímpicos.

En plena efervescencia y expansión mundial, el deporte de la pala se plantea la posibilidad de figurar en unos Juegos Olímpicos.

Para que el pádel sea deporte olímpico debe convertirse en un especialidad deportiva ampliamente practicado (mínino 75 países en cuatro continentes) y ser aceptado por el Comité Olímpico Internacional (COI), siete años antes de unos Juegos Olímpicos (JJ OO).

En Río 2016, Tokio 2020 y París 2024 han entrado nuevas disciplinas en detrimento de otras más anquilosadas.

A día de hoy, muy pocos pueden rebatir que el pádel es uno de los deportes que más ha crecido en el último lustro. Es más, son muchas las voces que asumen que estamos en pleno ‘boom’ del deporte de la pala y su expansión mundial es un hecho.

Su impacto empieza a ser tan notable que muchos de sus practicantes se preguntan cuándo recibirá el deporte de la pala la Carta Olímpica. El reto, mayúsculo, empieza a recorrer de forma sutil las cuatro esquinas de la caja de cristal.

Impacto internacional

En poco más de 50 años de historia, el pádel va camino de hacerse con la etiqueta de fenómeno mundial.

En España, se consume en abierto y tiene su propio canal, pero es que su internacionalización está en pleno auge.

La pala llega a las televisiones de diez países (España, Argentina, Brasil, Italia, Bélgica, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia) a través de cinco plataformas televisivas (Nordic Group, Sky Italia, Eurosport, GolTV y ESPN Brasil) y su impacto en redes sociales roza los dos millones (1.819.520 seguidores).

En un lustro, el World Padel Tour ha pasado de reunir a duras penas a centenares de espectadores en sus partidos, a llenar por completo el Palau Sant Jordi (10.000 personas).

A nivel de jugadores federados, en España se pasó de 39.700 jugadores en 2012 hasta los casi 76.000 a finales de 2019. Las cifras del negocio del equipamiento, además, ha experimentado un incremento de más del 200% y el número de pistas, tanto públicas como privadas, alcanzan las 1.800 instalaciones a nivel nacional.

¿Qué es la Carta Olímpica?

La Carta Olímpica es el código que rige el Movimiento Olímpico. Es la base de sus principios fundamentales, reglas y estatutos, para establecer las condiciones necesarias para la celebración de unos Juegos Olímpicos.

La primera edición de este manifiesto data de 1908 bajo el nombre de ‘Annuaire du Comité International Olympique’. En 1978, se modificó para rebautizarla como Carta Olímpica, nombre que sigue vigente hoy en día.

La carta consta de cinco capítulos y 61 artículos que tienen, en términos generales, tres propósitos.

Establecer los principios y valores del olimpismo, hacer las funciones de reglamento del CEO y ejercer de documento donde figuran los derechos y obligaciones de todos los estamentos constituyentes del Movimiento Olímpico.

Requisitos olímpicos

Para recibir la Carta Olímpica, un deporte debe ser ampliamente practicado en un mínimo de 75 países y cuatro continentes en el caso masculino, y en un mínimo de 40 países y tres continentes en el femenino.

Además, deberá adoptar y aplicar de forma correcta el código mundial antidopaje. Hoy en día, la práctica totalidad de los deportes adoptan y aplican sin restricciones este código.

También debe de ser aceptado al menos siete años antes de que comiencen unos Juegos Olímpicos. Es decir, el pádel podría llegar para las olimpiadas de 2028 si el Comité Olímpico Internacional (COI), le diese luz verde en octubre de este año. En caso contrario, no podrá ser olímpico hasta 2032.

En los últimos tiempos, el COI ha introducido otro requisito adicional, según el cual ninguno de los Juegos Olímpicos de verano podrá aglutinar más de 28 deportes para un total de 300 pruebas y 10.500 competidores.

De esta manera, para que un nuevo deporte acceda a formar parte de unos juegos, primero debe esperar la salida de una de las prácticas que figura en el programa olímpico actual.

Deportes nuevos

Sin embargo, si el pádel mantiene la evolución de la última década, tiene visos de recibir la carta a medio plazo.

De hecho, el Comité Olímpico Internacional lleva años innovando, probando con nuevas disciplinas y modificando el programa olímpico.

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, por ejemplo, ya desaparecieron dos deportes como son el béisbol y el sóftbol.

En los Juegos Río de Janeiro (2016) se incorporaron al programa dos nuevos especialidades deportivas, el golf y del rugby 7, que fueron aceptados durante la 121ª sesión del COI en octubre de 2009.

Para Tokio 2020, fueron 26 las federaciones internacionales que presentaron su solicitud al Comité Organizador. De todas ellas, quedaron preseleccionadas el béisbol, el sóftbol, los bolos, el kárate, el patinaje, la escalada, el squash, el surf y el wushu (un deporte de contacto derivado de las artes marciales chinas).

Al final, este año harán su debut olímpico el surf, el ‘skateboarding’, la escalada y el kárate. Además, regresa al programa el béisbol, sóftbol y el baloncesto tendrá una nueva categoría, el 3×3 callejero.

De todos ellos, el kárate tendrá el recorrido más corto, pues el Comité Organizador de París 2024 ha decidido no incluirlo en su programa. Otra mítica prueba como los 50 kilómetros marcha también se han quedado fuera.

Para la cita gala se ha añadido el ‘breakdance’, una de las decisiones más polémicas. Sus detractores lo consideran como una forma de danza y no como un deporte en sí.

Además, debuta directamente en competición antes incluso de ser deporte de exhibición en otros juegos previos, lo que supone un interesante precedente para los intereses del pádel.

Paridad en París

Respecto a Tokio, el COI ha decidido reducir el número de deportistas a 10.500 para 2024. También de oficiales y personal, con el objetivo de hacerlos logísticamente más prácticos.

Según el presidente Thomas Bach, habrá aproximadamente un millar de personas menos en París que en la cita nipona.

También habrá menos eventos: de 339 pasa a 329, con la halterofilia y el boxeo como los más afectados tras eliminar o fusionar diferentes clases y pesos.

Los de París, además, serán los primeros juegos de paridad absoluta de género, con un 50% de eventos masculinos y otro 50% femeninos, además de un aumento de 18 a 22 en mixtos.

Por deportes, habrá el mismo número de hombres y mujeres en el atletismo, el boxeo y el ciclismo.

En esos términos, el pádel ya tiene mucho recorrido ganado.

En 2018, la nueva dirección del World Padel Tour y el Colectivo de Jugadores y Jugadoras firmaron un nuevo acuerdo, que se extiende hasta 2023, que pone las bases de la evolución de los premios para lograr la igualdad plena y absoluta entre hombres y mujeres.

Agrega un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

SOBRE PADEL VIEW

Regístrate ahora gratis en Padel View y, además, de disfrutar los partidos del XII Campeonato de Europa de Pádel, podrás ganar una pala y...

SOBRE PADEL VIEW

Los aficionados al pádel que se registren antes del 20 de junio en la plataforma Padel View entran en el sorteo de dos entradas...

SOBRE PADEL VIEW

La nueva plataforma, además de retransmisiones en directo de torneos, apuesta por contenido on demand, producido en exclusiva para la OTT. Por el momento...

HISTORIAS DEL PADEL

Con sólo medio siglo de vida, el pádel se ha consolidado en la televisión nacional y se consume en diez países. Hoy en día...